about_small_1

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

  • La salvación es un acto de gracia divina (un regalo de Dios)
  • La palabra “salvación (del griego sotería) significa “liberación”, “emancipación” y “protección”.
  • Nuestro Señor Jesucristo es el autor de nuestra salvación.
  • El sacrificio realizado por El, en la cruz, le permitió vencer al diablo, al pecado y a la muerte.
  • Cuando usted reconoce que es un pecador, se arrepiente de sus pecados y recibe a Jesús como su salvador, usted es salvo.

¿Cómo se que soy salvo?

Pues así lo dice la Biblia:”…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. (Romanos 10:8-10). “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. (Juan 3:16). “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús”. (Romanos 8:1)

about_small_2

about_small_3

¿Se puede perder la salvación?

Sí. Si regresas a tu vida de pecado perderás tu salvación. La Palabra nos enseña que debemos ocuparnos en nuestra salvación.
“…ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor”. (Filipenses 2:12). Ocuparse de la salvación es mantener lo que hemos recibido a través de la comunión que establecemos con Dios en la oración, la santificación que produce la Palabra qu leemos y los ayunos que hacemos para romper ligaduras y ataduras esirituales que estén o quieran llegar a nuestras vidas.